Your browser does not support SVG
  • Viver vuelve a celebrar el WineFest tras dos años de pausa por la pandemia

    La Cooperativa de Viver recupera su exitoso festival veraniego donde promociona su selección de vinos y la ancestral cultura vitivinícola del municipio

    Viver WineFest

    19/07/2022.- La Cooperativa de Viver vuelve a celebrar el Viver WineFest el próximo 5 de agosto tras dos años de pausa por la pandemia. El festival veraniego, que ha sido un éxito en sus ediciones anteriores, se presenta como el mejor escaparate de la selección de vinos de la Cooperativa de Viver, que desde 2016 está recuperando la ancestral cultura vitivinícola que ha caracterizado al municipio durante más de 20 siglos.

    El evento tendrá lugar en el fresco y frondoso parque La Floresta, donde a las 20:30 se abrirá la barra libre de tintos, blancos y rosado que elabora la Cooperativa de Viver en su propia bodega. Acompañando al vino habrá degustaciones de gastronomía local y música en directo, todo incluido con la entrada. El aforo está limitado a 300 personas y para facilitar la asistencia se han dispuesto dos líneas de autobús hasta Viver: desde Benicàssim pasando por Moncofa, y desde Valencia pasando por Sagunt. Las entradas están disponibles aquí.

    Producción mayoritaria de tintos y recuperación de variedades autóctonas

    El 90% de la producción vinícola de la Cooperativa de Viver son vinos tintos, elaborados como coupage o monovarietales a partir de sus cultivos de Tempranillo, Garnacha, Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon. Destacan los galardonados Viento sobre la Piel, crianza 100% Syrah, medalla de oro en 2021 en el Catavinum World Wine and Spirits Competition; y La Perdición, un tinto crianza de 12 meses cuya añada 2019 ha obtenido también medalla de oro en su categoría en el 30th Grand International Wine Award Mundus Vini 2022.

    Junto a su actual producción de vinos, que además de los mencionados incluye otros tres vinos tintos, dos de ellos jóvenes; dos vinos blancos y un rosado, la Cooperativa de Viver está apostando por la recuperación de variedades de uva autóctona que existían antes de la plaga de la filoxera, que arrasó los extensos viñedos del territorio en 1915 y relegó la fuerte tradición vitivinícola a casi el olvido al prosperar los cultivos de almendros, nogales y olivos en detrimento de la vid.

    Gracias a la conservación de varetas en el Jardín Botánico de Valencia y el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), se han podido recuperar las variedades autóctonas Mondragón, Pampolat de Sagunt y Morenillo, también con presencia en Terra Alta de Tarragona, a través de injertos que están empezando a dar frutos, por lo que la elaboración de vinos a partir de estas variedades se encuentra todavía en fase experimental.

    Una larga tradición vitivinícola desde el siglo II a.C.

    Viver comenzó a cultivar uva y producir vino con la llegada de los romanos en el siglo II a.C. y progresivamente se convirtió en el principal exportador de esta bebida durante el Imperio Romano. Esta tradición agroalimentaria se mantuvo y fortaleció en el tiempo hasta el punto que Viver producía la mitad del vino de toda la Comunidad Valenciana hasta la llegada de la filoxera en 1915.

    Más de cien años después, la Cooperativa de Viver está trabajando para elaborar en su propia bodega vinos de calidad que vuelvan a situar la cultura vinícola en un lugar destacado dentro de su producción agroalimentaria, volviendo a poner en valor la vid como recurso principal del territorio.

    El Viver WineFest surge en este contexto para dar a conocer los vinos de la Cooperativa de Viver en un ambiente lúdico festivo dentro de un entorno natural, actuando a su vez como elemento dinamizador de un turismo rural vinculado a la enología y a la gastronomía. Una apuesta no solo por seguir posicionando los vinos de Viver en el panorama enológico a nivel regional, nacional e incluso internacional, sino por defender en última instancia un modelo de agricultura digna y sostenible que es capaz de producir con calidad y comercializar de forma justa. Asistir al Viver WineFest es celebrar y compartir este proyecto de la manera más divertida posible.

  • Política Territorial reconoce la singularidad agrícola de Viver frente a la instalación del parque fotovoltaico

    Los afectados se han reunido con representantes de la Generalitat para abordar el proyecto energético que amenaza los cultivos y el empleo agrario en Viver

    14/07/2022.- La Cooperativa de Viver y la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula mantuvieron ayer sendas reuniones con representantes de las secretarías autonómicas de Política Territorial y de Agricultura para abordar el proyecto del macroparque fotovoltaico que se pretende instalar sobre más de 100 hectáreas de cultivo en Viver, lo que supone la eliminación del 7% de la agricultura local y el 15% de las infraestructuras de riego que abastecen los campos, además de generar un grave impacto ambiental al ocupar ambos lados de la Vía Verde de Ojos Negros.

    El Director y el Presidente de la Cooperativa de Viver, Fernando Marco y David Carot, respectivamente, y el Presidente de la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula, Francisco Molina, compartieron mesa en un primer encuentro con la Secretaria Autonómica de Política Territorial, Urbanismo y Paisaje, Inma Orozco; la Directora General de Política Territorial y Paisaje, Rosa Pardo; y la Jefa de Servicio de Infraestructura Verde y Paisaje de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Ana Prades.

    La reunión se desarrolló en un clima de entendimiento en el que se puso de manifiesto el valor de la agricultura en Viver como motor socio-económico y de crecimiento futuro, no solo cuanto a producción agroalimentaria sino también como generador de un turismo de calidad vinculado al mundo rural, el cual necesita un espacio lo menos industrializado posible.

    La Cooperativa de Viver y la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula se muestran “esperanzados” ante la disposición de la Secretaría Autonómica de encontrar soluciones al conflicto provocado por el proyecto del macroparque, que estriba exclusivamente en la elección del emplazamiento elegido por la promotora mercantil Proyecto Fotovoltaico Aicrum-1-SL. Dicha ubicación, según las partes afectadas, ha sido determinada sin un análisis real y exhaustivo de su impacto a nivel económico, social y ambiental y sin participación pública, lo que no solo provocaría la pérdida de explotaciones agrarias en plena producción sino también una pérdida significativa de empleo e ingresos locales y, en consecuencia, un freno al crecimiento de la población local.

    Los representantes de ambas entidades se han reunido posteriormente con el Secretario Autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Roger Llanes, para evaluar la situación y tratar de obtener apoyo a favor de los intereses comunes del sector agrícola de Viver, cuyo valor directo asciende a cerca de 6 millones de euros anuales, lo que supone un promedio de 4.125€ anuales por hectárea.  La zona que pretende ocupar el macroparque, con la dotación de agua existente y la gestión adecuada, podría producir 103 toneladas de nueces y 269 toneladas de almendras, lo que se traduciría en 789.000 euros anuales, casi un 90% más de los beneficios que augura a los propietarios el proyecto fotovoltaico, en manos de un fondo de inversión británico.

    Alegaciones al emplazamiento del macroparque fotovoltaico

    La Cooperativa de Viver y la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula habían presentado anteriormente un compendio de alegaciones ante la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo como parte de las acciones para evitar la implantación de un proyecto que consideran un “contrasentido” al intentar sustituir una actividad económica consolidada y positiva para la población por una gran instalación eléctrica sin beneficios a nivel local.

    En dichas alegaciones, ambas entidades, responsables de que la agricultura en la zona sea un modelo de éxito, defienden que el proyecto ha sido “ideado, redactado y propuesto para su aprobación con un desconocimiento muy profundo de la realidad territorial y socioeconómica del lugar donde pretende implantarse. Desconocimiento que tampoco ha sido suplido con un estudio ambiental, socioeconómico, territorial y del planeamiento local, con el mínimo rigor exigible”, pues incluso se llega a decir que el cultivo principal en la zona es cereal de secano, cuando son olivar y almendro.

    Desde la Cooperativa de Viver y la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula advierten de que, si se autoriza finalmente esta instalación fotovoltaica, se “estará coartando el futuro y empobreciendo a Viver, a una de las pocas experiencias de éxito de la agricultura en el interior de la Comunitat Valenciana”, lo que a su vez contraviene “el espíritu de la Ley de Estructuras Agrarias de la Comunidad Valenciana y de la política de la GVA contra la despoblación.”

    Viver, modelo de éxito agrario

    Viver es la orgullosa excepción dentro de un mundo agrario en constante decadencia. Mientras la agricultura valenciana ha descendido el 15,1%, el sector agrario ha crecido en Viver el 4,1% en superficie neta, y además lo ha hecho con una modernización absoluta al transformar el secano en regadío, con un incremento este último de un 163,3% hasta alcanzar las 490 hectáreas, según datos del Instituto Valenciano de estadística (IVE).

    La comercialización de las producciones agrarias en torno a la Cooperativa de Viver, entidad clave en el desarrollo económico local y comarcal en los últimos años, refleja el incremento progresivo del valor de las principales cosechas (olivo, almendro, nogal y viña), las cuales han generado casi 2,3 millones de euros directos en 2021, un 139% más que en 2005. Paralelamente, las contrataciones en el sector agrícola en Viver también son una muestra de esta excepción al haber aumentado un 2,1% entre marzo de 2021 y marzo de 2022, según cifras del Portal d’Informació ARGOS de la Generalitat Valenciana, elaborados conjuntamente con los servicios públicos de empleo, en contraposición al descenso de contratos agrícolas registrados a nivel provincial y autonómico.

    Tanto la Cooperativa de Viver como la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula inciden en que no es una postura contra las energías renovables, sino contra la ubicación que se plantea para este macroproyecto fotovoltaico al suponer la eliminación de cultivos en producción y parte de la red de riego habiendo otros espacios baldíos disponibles para su instalación. De hecho, desde la Cooperativa de Viver, junto con Oppidum Energía, han puesto en marcha una Comunidad Energética Local que ubicará próximamente paneles solares en los tejados de algunas casa y edificios de Viver para promover el autoabastecimiento de energía entre los vecinos del municipio.

  • El proyecto de un macroparque fotovoltaico amenaza 100 hectáreas de cultivo y el empleo agrario en Viver

    La instalación supondría la eliminación del 7% de la agricultura local, la cual es un consolidado motor socioeconómico para la zona

    El municipio de Viver visto desde Santa Cruz

    08/07/22.- La posible instalación de un macroparque fotovoltaico sobre más de 100 hectáreas de cultivo en el municipio de Viver amenaza el principal motor socio-económico de la zona al suponer la eliminación del 7% de la agricultura local y el 15% de las infraestructuras de riego que abastecen los campos, además de generar un grave impacto ambiental al ocupar ambos lados de la Vía Verde de Ojos Negros.

    La Cooperativa de Viver y la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula están liderando las acciones para evitar la implantación de un proyecto que consideran un “contrasentido” al intentar sustituir una actividad económica consolidada y positiva para la población por una gran instalación eléctrica sin beneficios a nivel local.

    En las alegaciones presentadas a la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo por ambas entidades, responsables de que la agricultura en la zona sea un modelo de éxito, defienden que el proyecto ha sido “ideado, redactado y propuesto para su aprobación con un desconocimiento muy profundo de la realidad territorial y socioeconómica del lugar donde pretende implantarse. Desconocimiento que tampoco ha sido suplido con un estudio ambiental, socioeconómico, territorial y del planeamiento local, con el mínimo rigor exigible”, pues incluso se llega a decir que el cultivo principal en la zona es cereal de secano, cuando son olivar y almendro.

    Perjuicios sobre la actividad agraria y el entorno

    El proyecto de instalación de la planta fotovoltaica, promovido por la mercantil Proyecto Fotovoltaico Aicrum-1-SL sin un análisis real y exhaustivo de su impacto a nivel económico, social y ambiental y sin participación pública, no solo provocaría la pérdida de explotaciones agrarias en plena producción sino también una pérdida significativa de empleo e ingresos locales y, en consecuencia, un freno al crecimiento de la población local.

    Asimismo, el emplazamiento del proyecto es “abiertamente contrario” al PGOU de Viver y a su evaluación ambiental y territorial, y de igual modo carece de justificación al no garantizar los valores ambientales, culturales y paisajísticos del territorio, ni utilizar el menor suelo posible de alto valor agrológico, según estipula el Decreto Ley 14/2020 de la Generalitat Valenciana sobre energías renovables. El macroparque estaría situado a ambos lados de la vía Verde de Ojos Negros y del camino que une la vía con el casco urbano de la localidad, en un paraje que, precisamente por estar completamente cultivado, sin edificaciones ni elementos de degradación, ofrece al visitante un espacio de singular belleza.

    A su vez, el agroturismo, promovido desde la Cooperativa de Viver para dinamizar el territorio y poner en valor sus productos agroalimentarios, se está posicionando como un factor económico destacable, el cual necesita un espacio lo menos industrializado posible. Por ello, los escenarios que se mantienen más vírgenes y que resultan más visibles para el visitante, no son un emplazamiento adecuado para instalar una planta fotovoltaica en detrimento de 100 hectáreas de cultivo.

    Un futuro incierto

    Desde la Cooperativa de Viver y la Comunidad de Regantes San Francisco de Paula advierten de que, si se autoriza finalmente esta instalación fotovoltaica, se “estará coartando el futuro y empobreciendo a Viver, a una de las pocas experiencias de éxito de la agricultura en el interior de la Comunitat Valenciana”, lo que a su vez contraviene “el espíritu de la Ley de Estructuras Agrarias de la Comunidad Valenciana y de la política de la GVA contra la despoblación.”

    El proyecto pretende implantarse en una zona que afectaría a 73 hectáreas de la Comunidad de Regantes, eliminando casi el 15% del total de superficie de riego, lo que desembocaría en un incremento de los costes fijos para el resto de los comuneros debido a la reducción forzada de dicha superficie, así como a una reducción del personal dedicado a la gestión y mantenimiento de la red general, que suma 43,3 km de longitud, con 125 hidrantes para dar servicio a 572 parcelas y cuya inversión total ascendió a 4 millones de euros.

    Viver, modelo agrícola de éxito

    La agricultura en Viver representa un verdadero motor económico, cuyo valor directo asciende a cerca de 6 millones de euros anuales, lo que supone un promedio de 4.125€ anuales por hectárea.  La zona que pretende ocupar el macroparque, con la dotación de agua existente y la gestión adecuada, podría producir 103 toneladas de nueces y 269 toneladas de almendras, lo que se traduciría en 789.000 euros anuales, casi un 90% más de los beneficios que augura a los propietarios el proyecto fotovoltaico, en manos de un fondo de inversión británico.

    Viver es la orgullosa excepción dentro de un mundo agrario en constante decadencia. Mientras la agricultura valenciana ha descendido el 15,1%, el sector agrario ha crecido en Viver el 4,1% en superficie neta, y además lo ha hecho con una modernización absoluta al transformar el secano en regadío, con un incremento este último de un 163,3% hasta alcanzar las 490 hectáreas, según datos del Instituto Valenciano de estadística (IVE).

    Esta cifra contrasta con la disminución de superficie agraria que, de forma general, ha sufrido la comarca del Alto Palancia entre 2002 y 2021, llegando a reducirse en un 21,6%. Alimenta este dato la disminución de tierras de cultivo en las poblaciones vecinas como Altura, donde a pesar del aumento de superficie de regadío, la superficie agraria total ha descendido un 11,7% en ese mismo periodo; Jérica, donde se ha reducido en un un 28,2%; o Segorbe, con un 26,5% menos de superficie agraria neta, lo que convierte a Viver en una salvedad dentro del sector.

    La comercialización de las producciones agrarias en torno a la Cooperativa de Viver, entidad clave en el desarrollo económico local y comarcal en los últimos años, refleja el incremento progresivo del valor de las principales cosechas (olivo, almendro, nogal y viña), las cuales han generado casi 2,3 millones de euros directos en 2021, un 139% más que en 2005.

    Las contrataciones en el sector agrícola en Viver también son una muestra de esta excepción al haber aumentado un 2,1% entre marzo de 2021 y marzo de 2022, según cifras del Portal d’Informació ARGOS de la Generalitat Valenciana, elaborados conjuntamente con los servicios públicos de empleo, en contraposición al descenso de contratos agrícolas registrados a nivel provincial, donde se ha producido una caída interanual del 4,75%, y del conjunto de la Comunidad Valenciana, donde la bajada ha sido del 1,4% respecto al año anterior.

  • Cae un 30% la producción de almendras en el Alto Palancia por las intensas lluvias de primavera

    La Cooperativa de Viver acoge la Jornada Sectorial de Frutos Secos organizada por Cooperatives Agro-Alimentàries Comunitat Valenciana

    Imagen de la visita de la sectorial de frutos secos de la Federación de Cooperativas Agro-alimentarias de la CV al centro de frutos secos de la Cooperativa de Viver

    01/06/22.- Las adversidades meteorológicas de la pasada primavera, protagonizada por intensas lluvias y heladas, hacen prever una caída del 30% en la producción de almendra comuna y un 25% en la de almendra Marcona en el Alto Palancia según estimaciones de la Cooperativa de Viver, que acoge hoy la Jornada Sectorial de Frutos Secos organizada por Cooperatives Agro-Alimentàries Comunitat Valenciana.

    La Cooperativa de Viver, que recolecta almendra de diversas poblaciones de la comarca, espera producir esta temporada 350 toneladas de almendra Marcona y 159 toneladas de almendra comuna en cáscara frente a las 467,5 y 227,7 toneladas respe

    ctivamente del año anterior. Estas cifras quedan lejos de las 1.500 toneladas en total que puede llegar a producir la Cooperativa en las temporadas más prósperas. En contraposición, la producción de nuez aumentará previsiblemente un 10% respecto a 2021, pasando de 5,6 a 6 toneladas. El mal tiempo afectó el año pasado a la cosecha de nuez, que ahora se recupera gracias a unas buenas condiciones meteorológicas para su cultivo.

    Una caída del 49% a nivel autonómico

    En el conjunto autonómico la previsión cae hasta el 49% menos de producción de almendra para este año en comparación con la campaña de 2021/22, pasando de 9.500 toneladas de almendra en grano a 4.845, pese a un incremento del 4,48% en la superficie productiva. Pese a este descenso, la Comunitat Valenciana será la cuarta región productiva a nivel nacional, únicamente por detrás de Andalucía, Extremadura y Murcia.

    El presidente de la Sectorial de Frutos Secos, José Feltrer, ha achacado este descenso de la producción a las heladas registradas a principios del pasado mes de abril, una situación que causa “preocupación” en el sector y que ha sido trasladada por escrito a la Administración autonómica para trabajar en la búsqueda de soluciones que ayuden a los productores afectados.

    Un recorrido por la Cooperativa de Viver

    El evento ha reunido a decenas de miembros de distintas cooperativas valencianas para abordar las magnitudes y tendencias del sector, el impacto de la nueva Política Agraria Común (PAC) y los desafíos del seguro del almendro. La jornada ha comenzado con un aperitivo y una visita a la Cooperativa de Viver de la mano de sus directores para conocer la producción de vino y aceite y ha continuado en el Convento de San Francisco de Paula del municipio, recientemente restaurado y reconvertido en espacio cultural, donde se ha llevado a cabo la asamblea general.

    Por la tarde los asistentes han visitado el nuevo Centro de Frutos Secos de la Cooperativa, inaugurado en agosto de 2021 y que ha permitido triplicar la capacidad de gestión de almendras, llegando a recibir hasta 120 toneladas diarias y a almacenar hasta 500 toneladas. Las nuevas instalaciones cuentan con una moderna línea de entrada con toma de muestras automática y con la completa automatización y digitalización del funcionamiento del centro, facilitando los procesos de carga y descarga y mejorando la capacidad de almacenamiento.

  • La Cooperativa de Viver se constituye en Comunidad Energética Local

    En la primera fase se instalarán 500 kW de potencia fotovoltaica en los techos de las viviendas de los socios

    08/04/22.- El pasado jueves 7 de abril tuvo lugar la presentación ante sus socios de la Comunidad Energética Local (CEL) de la Cooperativa de Viver. Por primera vez, se presentaba un nuevo proyecto común para generar energía de una forma más económica y responsable con el medio ambiente.
    Los objetivos de esta CEL son producir juntos electricidad a partir de fuentes renovables, consumir electricidad a un precio justo y estable e ir consiguiendo independencia energética.

    Por otro lado, crear una energía limpia, evitar la dependencia energética, generar empleo local y combatir el cambio climático son algunas de las razones por las que se ha creado esta Comunidad Energética de Energías Renovables.
    En este proyecto participan junto a la Cooperativa y sus socios, la empresa Enersoste que aporta el desarrollo tecnológico y Oppidumenergía, comercializadora de electricidad propiedad del Grupo cooperativo Intercoop, del cual es socia la Cooperativa de Viver. Otro actor clave será el propio Ayuntamiento de Viver, quien ya ha manifestado su interés por participar y contribuir así a facilitar un cambio en el modelo energético actual.

    Un proyecto abierto a todos

    Los socios de la Cooperativa pueden participar de 2 maneras: por un lado como consumidores de la electricidad que vaya a generarse colectivamente a partir de fuentes renovables; por otro lado, pudiendo aportar techos u otros espacios donde la CEL instalará los sistemas de generación de electricidad. Este proyecto está abierto a que cualquier persona pueda sumarse al mismo, asegurándose un desarrollo democrático del mismo.

    Durante el mes de abril se van a seleccionar las unidades de generación y solicitar las ayudas al IVACE. En mayo, se realizará la revisión definitiva de los criterios de funcionamiento con su correspondiente asamblea constituyente con los socios fundadores. En diciembre, se tendrán que finalizar las instalaciones, se dará comienzo al consumo y se preparará la fase 2 para el próximo año, 2023.

    Cabe destacar que en este proyecto las instalaciones fotovoltaicas se van a instalar en los tejados de las casas/edificios sin alterar el medio ambiente ni afectando a los terrenos agrarios de la zona. Junto a las instalaciones con paneles solares se está estudiando el uso potencial de la energía eólica y de la energía minihidráulica, aprovechando los importantes recursos naturales que tiene Viver. Por el momento, se van a instalar estas placas en Viver, con una potencia de 500 kWh lo que dará un servicio importante a 250 hogares.

  • El vino Odisea Rosado de la Cooperativa de Viver gana el 3er premio en los Verema 2022

    25/03/22.- El pasado 8 de marzo Verema anunció a los nominados de las diferentes categorías concursantes, entre los que se encontraba “Odisea Rosado” de la Cooperativa de Viver en la categoría “Mejor vino Rosado del año 2021”. Verema notificó, el lunes 21 de marzo, a los ganadores de su vigésimo primeros “Premios Verema”. Entre dichos premiados, la Cooperativa de Viver recogió su galardón en la categoría “Mejor vino Rosado” para Odisea Rosado que ganó el tercer puesto.

    En estos premios se honoraban diferentes elementos que conforman el mundo vitivinícola a nivel nacional. Entre los premiados estaban Silvia García del Restaurante Hotel Mandarín Oriental Ritz Madrid como mejor summiller, Gran Juvé & Camps Gran Reserva 2016 de Juvé y Camps como mejor vino espumoso, entre otros. Pepe Mendoza (Pepe Mendoza Casa Agrícola), asesor de la Cooperativa de Viver, también ganó el segundo premio en la categoría “Mejor vino Tinto del año 2021” con su Pepe Mendoza Giró de Abargues 2019.

    La tarde del 24 de marzo tuvo lugar esta entrega de premios en el Hotel Balneario Las Arenas de Valencia. En ella, se reunieron diferentes expertos del mundo del vino entregando los premios y disfrutando de una cata de vinos de gran reconocimiento.

  • La Perdición obtiene la medalla de oro en el 30th Gran International Awards MUNDUS VINI 2022

    04/03/22.- El pasado 1 de marzo Mundus Vini galardonó a los mejores vinos del mundo. Entre estos vinos premiados se encuentra el tinto 12 meses de barrica de la Cooperativa de Viver, La Perdición 2019. Este tinto ha obtenido la medalla de oro en su categoría consiguiendo casi el total de las estrellas en las diferentes fases a valorar en el concurso (visual, nariz y sabor).

    La Perdición 2019 de la Cooperativa de Viver ha destacado, entre los aspectos a valorar, en la armonía del vino, el cuerpo y su sabor a fruta como las bayas rojas.
    La Cooperativa de Viver se inició en el mundo del vino en el 2017, con el objetivo de retomar la tradición vitivinícola que existía antes de la filoxera además de recuperar las variedades autóctonas de la zona. A esta iniciativa de recuperar esta tradición se ha sumado, desde hace menos de un año, la asesoría Uva Destino, formada por Pepe Mendoza y Maloles Blázquez.

    El resultado de este trabajo conjunto ha sido La Perdición 2019, entre otros vinos de la Cooperativa de Viver, que acaba de recibir con 91 puntos la medalla de oro en los premios de reconocimiento mundial Mundus Vini 2022. La Perdición se trata de un bonito “cuvee” de viñedos cultivados en las sierras del Alto Palancia. Color rojo violáceo, de capa de capa media.

    Es un vino lleno de armonía, equilibrio y fruta fresca. En nariz se aprecia un vino delicado lleno de notas mediterráneas como romero, tomillo, salvia, lavanda, pino y notas balsámicas. Las notas de fresa-fresón y cerezas maduras son muy intensas y están acompañadas de bonitas notas ahumadas y tostadas provenientes de su paso por barrica. En boca es muy armónico, equilibrado, lleno de taninos finos y frescos que lo harán vivir los próximos años.
    Vino de gran elegancia donde el equilibrio es la seña de identidad.

  • El conseller Vicent Soler y los presidentes del CES España y CES CV visitan la Cooperativa de Viver

    visita conseller vicent soler y presidentes CES cooperativa de viver

    12/02/22.- El pasado 8 de febrero tuvo lugar la Jornada “Un mundo rural posible y necesario” organizado por el comité económico en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón. Durante esta jornada se trataron temas de actualidad como la despoblación en algunas zonas rurales, así como la reactivación de esta zona mediante diversas acciones, entre otros temas. A la finalización de esta jornada el Conseller de Hacienda, Vicent Soler, junto algunos miembros del comité económic, y del CES España, visitaron la Cooperativa de Viver por ser un ejemplo de buenas prácticas en el mundo rural gracias a diferentes actividades que lo reactivan. Además, la Cooperativa de Viver es también ejemplo en los proyectos de Agroturismo.

    Durante esta pequeña visita, además del Conseller de Hacienda, acudieron Antón Costas, presidente del CES España; Arturo León, presidente del CES-CV; Jeannette Segarra, directora Agenda AVANT GVA, entre otros cargos de la Generalitat Valenciana y el CES España y CES-CV. En esta reunión se realizó una vista por las diferentes instalaciones con el objetivo de compartir el trabajo de este proyecto cooperativo que está impulsando a la zona rural.

    Además de esta visita y explicación de las diferentes líneas de producción, la Cooperativa de Viver ofreció su emblemática Sala de Experiencias como espacio donde acercar los productos y gastronomía local de la mano del restaurante Randurias (Jérica) con productos locales y de la Cooperativa de Viver. Durante el encuentro se disfrutó del emblemático AOVE monovarietal Lágrima, los vinos de la Cooperativa y frutos secos, entre otros muchos productos cooperativistas.

    Que estas importantes organizaciones y cargos pongan como modelo a la Cooperativa de Viver en la reactivación del mundo rural sirve como empuje para continuar con el objetivo marcado de conseguir una Agricultura Digna y mediterránea y a poner en valor el producto agrícola local, así como sus procesos de elaboración.

    visita conseller vicent soler y presidentes CES cooperativa de viver
  • La Cooperativa de Viver recibe el Premio Innovación de Turismo en los galardones de Cámara Castellón 2020.

    Entrega de premios Turismo de Cámara Castellón para la Cooperativa de Viver

    El pasado martes 9 de noviembre la Cámara Castellón celebró su entrega de Premios a la Exportación, Turismo y Galardón Accord 2020. Estos premios tienen como objetivo reconocer los valores de las empresas de Castellón que están impulsando los diferentes sectores de la zona.
    Referente al Turismo, la Cooperativa de Viver ha ganado el premio en la categoría de Innovación por su trabajo en el Agroturismo que comenzó en 2010 difundiendo la cultura del Aceite de Oliva Virgen Extra y que ahora cuenta también con actividades de enoturismo donde se enseña la tradición vitivinícola que existía en la zona y que la Cooperativa ha recuperado.
    El origen de estas actividades de Agroturismo nace de la curiosidad de las personas por conocer la procedencia de los alimentos, la gastronomía y de disfrutar de actividades de ocio diferentes.
    Estas actividades giran en torno a las principales producciones agrarias: el AOVE y el vino, aunque también hay actividades de almendras y cerezas.
    La Cooperativa divide las diferentes actividades que ofrece en 3 categorías distintas: permanentes, actividades disponibles durante todo el año donde se enseña la cultura del aceite o del vino; de temporada, actividades vinculadas a un momento concreto del año relacionada con la actividad agraria y eventos singulares que se realizan en fechas señaladas.
    En esta categoría de Innovación también se han premiado a otras empresas castellonenses como Itinerantur, Rutas, Cultura, Natura. Dentro de esta categoría, Holiday Magic Hotel ha sido reconocida por su Trayectoria.

    Entrega de premios Cámara Castellón, ganadores, cooperativa de Viver
  • La Cooperativa de Viver recibe el galardón a la “Innovación Turística” en los “Premis Turisme 2021”

    El pasado 20 de septiembre el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) publicó los galardonados de los “Premis Turisme 2021”. La Cooperativa de Viver recibió el premio en la categoría de “Formación, investigación e innovación turística”.
    El objetivo de “Premis Turisme Comunitat Valenciana” es reconocer a personas y entidades que, en el año, han destacado por favorecer el turismo en la Comunitat. Este año, los galardonados han sido las empresas y entidades que han contribuido a la recuperación de la actividad turística de la zona después de lo sucedido por el Covd-19.
    En la categoría “Formación, investigación e innovación turística” se premia el desarrollo de proyectos de base innovadora en el ámbito de “creación” de nuevos productos turísticos y reposicionamientos de destinos.
    En la actualidad, las actividades turísticas creadas por la Cooperativa de Viver giran en torno a las principales actividades agrarias, Aceite de Oliva Virgen Extra y vino (Oleoturismo y Enoturismo) así como a las almendras y las cerezas.
    Esa oferta turística que ofrece la cooperativa se caracteriza por ofrecer visitas durante todo el año, (Un paseo con Lágrima, La piel de la vid o los secretos de un virgen extra) además de eventos puntuales que se realizan en momentos significativos del año como Tiempo de Vendimia, Tiempo de olivas o la Fiesta del Aceite Nuevo.
    En estas actividades se visita la viña o las oliveras, las instalaciones donde se desarrolla cada producto finalizando la visita con una cata de AOVE Lágrima o una cata de vino con una serie de sorpresas que no dejan indiferente al visitante.
    El 4 de octubre Ximo Puig, President de la Generalitat, presidió esta entrega de premios en el Palau de la Generalitat.
    En este acto también recogieron sus premios Turiart, Ajuntament de Cullera y Castelló Ruta de Sabor, entre otros.

0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la Tienda